Diseñador gráfico – FADU/UBA. Artista Visual.
Profesor Adjunto Regular en FADU/UBA y en UNGS.
Director de EstudioCarrere-Diseño

Sobre la creatividad

Creatividad, sensibilidad, racionalidad, movilidad…son todos aspectos constitutivos del ser Humano, no son dones. Solo hay que asumirlos y ejercitarlos como un tipo de gimnasia; se necesita alimentar para ponerlos en funcionamiento. Implica romper la inercia del movimiento constante para así poder entrar en acción si uno está dispuesto atravesar un proceso creativo. Este siempre implica una ruptura, un cambio, un deseo de dejar atrás el presente para ubicarlo en el pasado con el fin de mirar al futuro para poder proyectarlo. La perspectiva actual está orientada en visualizar el futuro no como algo lejano sino como algo que está sucediendo. Por tales motivos creemos que el futuro no está conformado por un espacio vacío sino que, de alguna forma, el pensarlo desde el presente nos permite comprender sobre lo que es probable que continúe y lo que se pudiera cambiar. La creatividad presupone un Proyecto y un Proyectar, en donde estamos proponiendo que algo es concebido y se proyecta hacia el futuro, busca producir –en su realización- algo nuevo, cambiar lo existente, mejorar las cosas, llegar a hacer algo que todavía no existe (aquí hay una dimensión utópica).

Ahora bien, dentro de este marco podemos preguntarnos: ¿cómo se estimula la creatividad? Uno puede pensar que es fruto de que un rayo misterioso hará nido en tu mente frente a la hoja/pantalla blanca. Lejos de esta mirada poética hay un factor fundamental que activa el motor de la creatividad y es la imaginación, es lo que conecta el tránsito del concepto al proyecto. La imaginación se vincula a la percepción y la memoria, activa nuestros deseos, miedos y conjeturas y es mucho más que una capacidad de evocación de imágenes de nuestra experiencia. Se trata de una facultad gracias a la cual nos representamos las cosas alejadas y nos distanciamos de las realidades presentes, se trata de la facultad a través de las cual proyectamos aquello que aún no existe, el futuro, el tiempo que vendrá.

La creatividad desconoce los límites; sin duda son fronteras dispuestas a superar, por tal motivo todo acto creativo tiene un vínculo indisociable con un proceso de crisis. Como sostiene Gilles Deleuze: "Una crisis bien entendida es precisamente esto. No una decadencia de los caracteres que definen un momento, sino una tendencia de esos mismos elementos a hacer estallar los límites del conjunto que los contiene."



Sobre la creatividad tecnológica

A principios de 1984 se da el comienzo a la revolución informática moderna con el lanzamiento de la primera computadora personal MAC diseñada y comercializada por Apple. La misma Incluía una interfaz gráfica que estaba totalmente orientada al usuario, como así también un catálogo tipográfico. El campo del diseño se posicionó como uno de los primeros sectores en trabajar con este tipo de computadora y de este modo pudo dejar atrás todo el proceso de producción manual que dominaba la escena de esa época. Cabe señalar que anteriormente a este lanzamiento tanto la forma de mostrar/vender y el armado del original para la impresión del diseño era íntegramente manual. En esta instancia el concepto de imaginación, que desarrollamos anteriormente, debía contemplar no solamente el hecho de concebir la idea sino el de anticipar cómo quedaría, ya que en muchos casos la misma quedaba conformada prácticamente en la instancia de impresión. Y tiene que ver, por ejemplo, que los textos se armaban aparte, la llamada composición en frío. El proceso consistía en elegir a partir de un catálogo impreso las familias/estilos tipográficos, sus cuerpos e ir decidiendo los armados de párrafos previamente, para ser posteriormente escritos mediante una máquina de escribir o de un equipo de fotocomposición. Con la copia obtenida se cortaba y pegaba para formar el original de impresión. Por otra parte, las imágenes de calidad se proyectaban mediante diapositivas en el original y se prismaba a mano la silueta de la imagen con marcador cian (que es un color que no quedaba registrado en el proceso de realización de películas de impresión) para que en el proceso final tuviera la posición exacta (casi) de la ubicación de la misma.

Sin extender en detalles queda claro el advenimiento que produjo la digitalización de este y otros procesos en el campo del diseño, que si bien en un principio estaban relacionados al campo de la producción, luego van a operar desde otro lugar como “herramientas creativas”.

A partir de lo enunciado anteriormente, la creatividad sucede en el ámbito de nuestra mente, en donde la imaginación estructura un proceso asociativo para generar una idea. Sin duda la tecnología viene a trazar lazos en la cadena de la evolución de ese proceso, permitiendo de alguna manera tener una experiencia visual previa a la concreción de la idea. Es la tecnología la que evoluciona y nosotros operamos con ella, nos permite generar herramientas más sólidas y allanar los caminos que antes se operaban en el campo analógico. La sofisticación de los softwares nos hace producir una infinidad de imágenes que operan con la capacidad y habilidad de generar, a partir de estas herramientas, resultados cada vez más individuales y al mismo tiempo universales dada la disposición “democrática” de las mismas. Entonces si la imaginación presupone, entre otros aspectos, un nivel de percepción ¿podemos pensar lo digital en términos de creatividad o solo como formas de representaciones creativas? Como forma de generar algunas respuestas, y con el fin de circunscribir la creatividad en el ámbito experimental de nuestra mente y no en el de un software, podemos sostener que la puesta en juego del proceso creativo como medio de concebir ideas que hacen desafiar lo desconocido, presupone de alguna manera la pérdida de un horizonte fijo.

“Imagina que caes pero no hay tierra. Estado permanente o cuando menos intermitente de caída libre de los sujetos y los objetos por igual. El caer es relacional si no hay nada hacia donde caer quizás ni sea consciente de estar cayendo”… Al caer las líneas del horizonte estallan giran y se superponen…Los modos tradicionales de mirar se hacen añicos se distorsionan y multiplican las perspectivas, surgen nuevos tipos de visualidad. (Hito Steryerl, “En caída Libre” )