Con el comienzo de los Juegos Olímpicos el 5 de agosto en Río de Janeiro, el deporte vuelve estar en la primera plana de todos los medios durante poco más de dos semanas. Una vez más, y como viene sucediéndose aceleradamente en las últimas dos décadas, la tecnología volverá a tener un rol preponderante en el deporte, pero no por ello dejará de generar asperezas dependiendo de la disciplina que se trate.

Si bien en algunos deportes la polémica es más intensa que en otros, ya que la línea divisoria entre el esfuerzo físico y el aporte tecnológico suele no estar muy clara, las empresas especializadas encargadas de su desarrollo parecen ser las primeras en agitar las banderas con el lema olímpico “Citius, Altius, Fortius” -en español, "más rápido, más alto, más fuerte"- interpelación a que los atletas den lo mejor de sí por la excelencia personal en todo lo que realizan. En este sentido, el trabajo se focaliza en mejorar el rendimiento de los atletas respetando los límites permitidos por cada federación, ya sea dentro de la práctica profesional o bien en la preparación de cara al desarrollo de la misma.

Millones de dólares se invierten con el principal objetivo de lograr correr más rápido, saltar más alto o levantar más peso, como así también de mantener focalizado al deportista en la práctica de su disciplina, en cuidar al máximo su salud, y en garantizar un evento que asegure a las federaciones y al público mundial que los fallos arbitrales llevarán los errores humanos a su mínima expresión. Veamos cuáles son algunas de las principales tendencias en tecnología que se inscriben en la práctica del deporte profesional y de más alto rendimiento a nivel planetario.

La diversidad de desarrollos técnicos varía según cada disciplina, incluso según cada atleta. Sin embargo, algunas innovaciones se imponen sobre el resto y se destacan por buscar aumentar a la máxima expresión el rendimiento físico del atleta, principalmente mejorando la calidad de la vestimenta o de los elementos que se utilizan para practicar un determinado deporte. Este es el caso, por ejemplo, de los trajes de baño que diseñaron conjuntamente la marca de indumentaria Speedo con la NASA. A través de un análisis computacional de la dinámica de fluidos, donde se estudia el movimiento del aire, el agua y los gases a través de distintas materias, se determinó que el 25% de la fuerza de retardo de los nadadores es producto del arrastre viscoso que ejerce el agua, por lo que resulta vital reducir la fricción entre esta y el atleta. Así, con los dispositivos provistos por la NASA para realizar los estudios, se desarrolló el LZR Racer, un traje de baño de cuerpo completo que disminuye la fricción, repele al agua y comprime el cuerpo del competidor de tal manera que permite un nado más veloz al reducir el gasto de energía del atleta orientado a mantener la mejor forma posible. El LZR Racer reemplaza las costuras cosidas por costuras soldadas por ultrasonidos, declinando en un 6% la fricción, mientras que un 8% más se obtiene al utilizar cremalleras también fusionadas por ultrasonido y ocultas bajo el traje. Asimismo, la comprensión aumenta en un 5% la eficiencia del nadador al actuar como un corset. Cada uno de estos porcentajes, por más ínfimos que parecieran, mejoran el rendimiento del deportista aumentando su velocidad y disminuyendo sus tiempos de nado en milésimas de segundo, suficientes para batir un récord u obtener una presea olímpica.


Traje LZR Racer. Desarrollado con la tela LZR Pulse, el traje LZR Racer reduce la fricción en un 24% más que el Fatkin, modelo anterior de la marca Speedo.

Otro de los campos en que más se ha incursionado en el último tiempo es la biomímesis, donde se busca a partir de la imitación de la naturaleza mejorar la calidad de los productos utilizados por los deportistas. Por ejemplo, se han desarrollado guantes y calzado a partir del estudio e imitación de las interacciones moleculares en las setas de los Geckos y del mejillón azul, o bien trajes de baño que simulan el gramaje variable de la piel hidrofóbica del tiburón, lo que permite reducir fricción y esfuerzo. Asimismo, el uso de la nanotecnología del carbono ha permitido desarrollar elementos ultralivianos y ultrarresistentes. El carbono, por las características de sus átomos, puede ser manipulado a través de la nanotecnología en dimensiones infrapequeñas, combinando tubos huecos del elemento para diseñar objetos de gran resistencia pero de escaso peso: desde raquetas de tenis hasta bicicletas, pasando por prótesis para el cuerpo y palos de golf.

Una segunda tendencia está orientada al monitoreo de la actividad física de los deportistas. Los cambios de temperatura corporal son la segunda causa de muerte en atletas de alto rendimiento y, en el uso doméstico, la temperatura suele medirse a través del tacto o mediante termómetros de mercurio o eléctricos. Sin embargo, la NASA desarrolló sensores que pueden ser consumidos por el atleta, arrojando datos precisos a una computadora de manera instantánea. Se trata de una pastilla que contiene un cristal de cuarzo y una microbatería recubierta con silicona que, una vez ingerida, comienza a transmitir datos sobre los signos vitales del deportista: pulso, presión arterial, respiración y temperatura corporal.

Una línea de investigación cercana viene siguiendo General Electric, empresa que proveyó al equipo de piragüismo brasileño en los Juegos de Río de un dispositivo que, conectado a las canoas de los deportistas, podrá medir potenciales accidentes cerebrovasculares, mermas en el rendimiento producto de afecciones emocionales en el competidor y, desde ya, registrar el progreso de sus tiempos. A su vez, las lesiones y las enfermedades son las principales causas de pérdida de entrenamientos entre los deportistas en sus etapas de preparación para los grandes eventos. De este modo, Microsoft y BizData se aliaron estratégicamente con el Instituto Australiano de Deportes para desarrollar una tecnología que permite no sólo el almacenamiento de datos relevantes, sino su procesamiento inmediato y la predicción basado en un aprendizaje automático. El sistema diseñado por la empresa norteamericana releva datos en 300 puntos del cuerpo del atleta al día, en un total de 2000 competidores; se obtiene información muscular, cardiovascular y hasta la forma en la cual el deportista duerme. Almacenados en el “Sistema de Gestión del Atleta” se pueden generar patrones para cada deportista, previendo cuándo puede llegar a lesionarse con hasta 72hs de anticipación. Los datos de cada día son procesados y los resultados se encuentran disponibles a la mañana siguiente donde los cuerpos médicos y preparadores físicos toman las decisiones pertinentes, evitando sobrecargas y depresiones en la preparación física de largo plazo. Si bien aún se trata de una prueba piloto, la alianza tiene como objetivo mejorar los rendimientos de los competidores australianos en los próximos 8 años.

Por último, la asistencia técnica en tiempo real conforma la tercera tendencia en la relación deporte-tecnología de la actualidad. Con el fin de colaborar en la toma de decisiones de los jueces de las distintas disciplinas, evitando “goles fantasma” en el fútbol o pelotas que no llegaron a tocar la línea en un partido de tenis, decenas de cámaras se distribuyen dentro de un estadio para poder reconstruir digitalmente la situación y poder informar rápidamente a los árbitros si debe convalidar o no una anotación. En los JJOO de Río, por primera vez el Vóley y el Beach Vóley contarán con asistencia inmediata para impartir justicia en situaciones dudosas: un sistema cerrado de televisión estará a disposición de un segundo árbitro, quien analizará la jugada y tendrá la última palabra. Algo similar ocurre en el Rugby con el “Video Ref” y la FIFA desea ponerlo en práctica como prueba piloto próximamente.


El video referee ha tenido mucho éxito en el rugby. Durante segundos, miles de personas quedan en vilo observando las pantallas del estadio a la espera de la decisión final.

Sin embargo, el conocido “ojo de halcón” y el Video Referee no serán las únicas estrellas que brillen en el cielo de Río, ya que deportistas y espectadores se verán beneficiados de manera directa por la asistencia de cámaras y pantallas. Contadores digitales subacuáticos quitarán la preocupación de los nadadores sobre la cantidad de vueltas que llevan realizadas, pudiendo visualizarlas en pantallas colocadas en la base de las piscinas; se espera que esto mejore el rendimiento de los atletas al liberar de una presión extra. Por su parte, los seguidores de la arquería podrán visualizar la precisión del arquero 0,2 segundos después que la flecha se incruste en el blanco, gracias a un complejo sistema de sensores que transmitirá los resultados a las pantallas públicas. Además, se podrán visualizar las pulsaciones de cada uno de los competiros mientras están realizando la ejecución con sus arcos.

https://youtu.be/dUDhiZ2_z7c

Claramente no sería posible poder indicar todas las tecnologías que se están utilizando actualmente en la práctica del deporte de alto rendimiento, pero al menos sí es posible vislumbrar algunas de las principales tendencias en las que más dinero se está invirtiendo para mejorar el rendimiento de los atletas, cuidar su salud y asistir a los árbitros en sus fallos. Sin embargo, la discusión se plantea a diario si incorporar o no la tecnología en el deporte, y tal vez la FIFA es la Federación más reticente a su inclusión al considerar que atenta contra el verdadero espíritu del deporte. Ahora bien, pareciera ser que dentro del deporte las tecnologías son neutrales o bien sólo pueden beneficiar a los atletas, ya que su incorporación en las distintas disciplinas sería quien traiga luz a tantas incertidumbres pero… diseñadas por el hombre ¿no existen posibilidades de usos mal intencionados de los dispositivos? En los JJOO de Montreal 1976, el ucraniano y esgrimista Boris Onischenko alteró su florete y colocó un interruptor que activaba el sistema de puntos, tal como si hubiese tocado a su oponente con su espada. Descubierto y expulsado de los juegos, puso en evidencia que la tecnología no siempre puede ponerse a disposición para mejorar el rendimiento deportivo, sino que puede traerle más de un dolor de cabeza al deporte mismo.

Links
http://www.neoteo.com/10-tecnologias-que-estan-transformando-al-deporte
http://spinoff.nasa.gov/Spinoff2008/ch_4.html
http://tlife.guru/ocio/deporte/tecnologia-que-triunfara-juegos-olimpicos/
http://www.si.com/tech-media/2016/06/28/microsoft-australia-rio-summer-olympic-games
http://www.theaustralian.com.au/business/technology/supercomputers-could-make-a-difference-at-rio-2016-olympics/news-story/b259219b5ed86ebf5d7798d476bb74f5
http://www.lanacion.com.ar/1913328-la-tecnologia-la-mejor-aliada-de-atletas-y-fanaticos-durante-los-juegos-olimpicos-2016


Imágenes y Videos
Imagen 1 http://spinoff.nasa.gov/Spinoff2008/ch_4.html
Imagen 2 - http://worldsoccertalk.com/2016/03/05/fifa-approve-testing-of-video-replay-technology-to-benefit-referees/
Video - https://youtu.be/dUDhiZ2_z7c