Al terminar un show con mi nueva banda BLOW en un sótano porteño, y en plena demostración de amateurismo al tener que enrollar los cables que utilicé para conectar mi bajo (si, el tipo que se creía el mejor artísta de la tierra 30 minutos después pierde su glamour levantando sus residuos... postales del under), se acerca a mi un tipo de aspecto nórdico que por suerte para mi entendimiento me habló en español. Este sujeto que no demostraba exceso etílico (suelen venir con esa carga en el contexto que estoy describiendo), luego de felicitarme con mucha buena onda me comenta que participa junto a un socio de un SELLO DISCOGRÁFICO...¿¿¿sello discográfico???, me pregunté sobresaltado y transportado un poco a los años 80' o principios de los 90' sin entender muy bien de qué me estaba hablando.

Y es que eso de los sellos buscando artistas nuevos, eso de "fichar para un sello" me parecía algo más de Tenacious D...o por qué no, una escena posible de SPINAL TAP o WAYNE'S WORLD. El impacto entiendo que guarda relación con los tiempos donde muchísimos artístas tienen que poner de sus bolsillos para grabar, publicar, distribuir y principalmente para poder subirse a un escenario a exponer su arte, que un tipo llamado Alejandro me hable de SELLO simplemente me descolocó.

Asumo que mi cara se lo dijo todo (porque es imposible no comunicar...) y entonces me empezó a detallar de qué iba su proyecto: un sello que funciona al 100% desde y para el mundo online, donde la FISICALIDAD (si, desde hace un tiempo aprovecho mi título que me habilita a sugerir neologismos...) queda suspendida y adonde aparentemente el público se está volcando.

Pero como mi sorpresa aún continúa y sigo sin poder entender muy bien la cuestión, hablamos un rato desde el mundo online con OCTAVIO BOGGIANO, socio de Alejandro Graf y director del sello WAGNER RECORDS