Cada vez son más los ámbitos donde la presencia de tecnologías digitales genera mejoras en la calidad de vida de las personas: en la comunicación, en la educación, en el entretenimiento y también en la salud. Este ámbito tiene multiplicidad de aspectos a considerar que van desde la obtención de información a través de dispositivos digitales sobre una enfermedad hasta el diagnóstico, tratamiento y monitorización de la misma.

Según la Organización Mundial de la Salud, la eHealth (o eSalud, en español) consiste en el apoyo que las TIC ofrecen “a la salud y a los ámbitos relacionados con ella, con inclusión de los servicios de atención de salud, la vigilancia y la documentación sanitarias, así como la educación, los conocimientos y las investigaciones en materia de salud”. Por lo tanto, no sólo implica el uso de dispositivos tecnológicos en la relación médico-paciente sino también en todas aquellas áreas que estén relacionados con el cuidado del bienestar físico, mental y social de las personas. Dentro de la variedad de desarrollos existentes en este ámbito, proponemos a continuación delinear las principales tendencias que presenta la eHealth en la actualidad.

Gestión de turnos web. Este desarrollo permite a los pacientes de distintos centros médicos, ya sean hospitales de gran tamaño o bien consultorios particulares, gestionar y obtener una cita con un especialista a través de una plataforma web desde su hogar o cualquier otro sitio donde se disponga de conexión a Internet. De este modo, los pacientes no deberán contactarse telefónicamente o asistir al centro de salud para gestionar sus turnos, al mismo tiempo que pueden anularlos o reprogramarlos en caso de no poder asistir al encuentro pautado. Un ventaja de estos sistemas es que ofrecen recordatorios vía correo electrónico y reducen los casos de inasistencia por olvido del turno. En Argentina, la implementación de este tipo de sistemas está presente principalmente en clínicas y sanatorios del sector privado, aunque el sector público de algunas regiones ya ofrecen este servicio: la totalidad de hospitales administrados por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires brinda turnos a través de la página web del Municipio. Existen otros casos particulares como la Provincia de San Luis, o el Municipio de San Miguel (Bs. As.) –que ofrece turnos online para el Hospital Oftalmológico Municipal.





Registro médico agrupado. Otra de las principales tendencias de uso de tecnologías digitales en el campo de los servicios de salud es la posibilidad de nuclear en un mismo lugar todo los registros médicos de una persona. Muchos centros de diagnóstico (principalmente los de diagnóstico por imágenes) ya brindan la posibilidad de enviar los resultados de los exámenes a través de correo electrónico o poder descargarlos de un sitio web, sin embargo, los centros médicos han comenzado a implementar una historia clínica digital o registro médico electrónico, donde se encuentra digitalizada toda la información vinculada a la salud del paciente y con la posibilidad, además, de acceder a los estudios previos que se ha realizado. Es decir, encontrar en un mismo lugar (la “nube”) el registro detallado de visitas a distintos especialistas, los tratamientos realizados, los estudios médicos solicitados y sus respectivos resultados, todo a disposición del médico al momento que deba atender y/o asistir a un paciente. El formato papel que revestían las antiguas historias clínicas imposibilitaba compartirlas fácilmente ya que solían encontrarse en el centro médico donde una persona se atendía frecuentemente, lo que no permitía explotar su máximo potencial en caso que el paciente se mudara de centro de salud: tomar decisiones no sólo basadas en la condición actual del paciente, sino teniendo en cuenta la evolución de su salud en el último tiempo. En Argentina, la provincia de San Luis ha elaborado un registro médico electrónico que incorpora información sobre la salud de casi la totalidad de la población que asiste a centros de salud pública, sin embargo, en la mayor parte del país, este tipo de servicios está vigente en las principales clínicas del sector privado. Este tipo de prestaciones digitales deben estar estrechamente vinculadas con la legislación de cada Estado, garantizando la seguridad y privacidad de la información personal sobre la salud de cada paciente.

Receta y firma digital. Acompañan a la tendencia anterior la integración de recetas electrónicas y firmas digitales para los distintos especialistas. Un sistema electrónico que vincula a médicos y centros de salud con determinadas farmacias, donde se puede visualizar en una pantalla los medicamentos recetados y las dosis específicas, reduciendo inconvenientes asociados a la interpretación de la letra de los profesionales y la cuota prescripta para cada droga. Este tipo de ofrecimientos no sólo depende de hospitales y clínicas sino también del funcionamiento de las diversas obras sociales.

mHealth. La OMS entiende por este término (Mobile Health o Salud Móvil, en español) a “la práctica de la medicina y la salud pública soportada por dispositivos móviles como teléfonos móviles, dispositivos de monitorización de pacientes, asistentes personales digitales y otros dispositivos inalámbricos”. Forma parte de la eHealth y es uno de las tendencias más fuertes en la vinculación entre tecnologías digitales y cuidados de la salud, fundamentalmente a partir del desarrollo de aplicaciones (apps) para smartphones y tablets por parte de distintas empresas. Según datos informados por GSMA Latin América, Argentina, Brasil y México concentran casi el 70% del desarrollo de este tipo de tecnologías en Latinoamérica.



Por otro lado, un estudio realizado por la empresa Weak App Health indica que la mayor parte de las aplicaciones de salud descargadas para dispositivos móviles son principalmente informativas, dan cuenta de hábitos de vida saludables, deporte o complementos alimenticios. En segundo lugar, se encuentran aquellas aplicaciones que brindan registro y monitorización de una enfermedad, como es el caso de Ginger.io, una app que realiza un registro de los estados de ánimo de personas que sufren estrés, ansiedad o depresión y ofrece más información a los especialistas para determinar qué tratamiento seguir.

En tercer lugar, se encuentra la descarga de app cuyas funciones son el seguimiento y tratamiento de alguna enfermedad en particular. Aquí encontramos a OTTAA Project, una app desarrollada por dos profesionales de la medicina y la comunicación de la provincia de Córdoba (Argentina) destinada a personas con discapacidades en la comunicación. En último lugar, se encuentra la descarga de aplicaciones relacionadas con la prevención y la educación sanitaria. Al igual que en el caso del registro médico electrónico, las aplicaciones deben mantener informados a sus usuarios sobre qué datos serán almacenados, cuáles serán utilizados para el desarrollo de futuras aplicaciones y cuáles serán compartidos con terceros. Si bien esto depende de las normativas vigentes de los países donde se desarrollen las herramientas, el usuario no debe temer por la privacidad de los datos que aporte sobre su salud y/o enfermedad.

Comunidades de Salud Online. Por último, una de las tendencias que se delinean en el campo de la salud encuentra su presencia en las redes sociales. Se trata de comunidades o grupos destinados al cuidado de la salud o al seguimiento de alguna enfermedad en particular y, en muchos casos, la información brindada por los miembros de esas comunidades sirven de insumo para investigaciones científicas (como en el caso de la diabetes, hipo e hipertiroidismo, y otras enfermedades crónicas). El desarrollo de este tipo de recursos permite una interacción en línea con especialistas y otros pacientes, reduciendo en muchos casos los costos de los servicios de salud.


Sin lugar a dudas, las tecnologías digitales interactivas intervienen cada vez más en la vida de las personas, facilitando el desarrollo de muchas actividades y mejorando la calidad de vida y bienestar de los usuarios. Sin embargo, y en el caso específico de la salud, la utilización de cualquier recurso digital no reemplaza la visita, diagnóstico y tratamiento provistos por un médico especialista. Este aspecto debe ser tenido en cuenta por los usuarios y pacientes, y más aún en aquellas personas que son reticentes a asistir a un centro médico ante un inconveniente de salud.

OTTAA Project: un desarrollo de mHealth en Argentina
En 2014, dos hermanos cordobeses, Héctor y Carlos Costa –biomédico y licenciado en comunicación, respectivamente-, desarrollaron OTTAA Project una aplicación digital que colabora con personas que tienen algún tipo de discapacidad que afecta la comunicación con otros (Afasia, Autismo, Síndrome de Down, Parálisis Cerebral, entre otras), facilitando la integración social e inserción laboral. Se trata de Sistema Aumentativo Alternativo de Comunicación que construye frases a partir de pictogramas (imágenes que representan acciones u objetos). La aplicación utiliza toda la información que el Smartphone recopila del entorno para contextualizar la situación comunicativa y elegir los pictogramas más indicados para ese intercambio.



Fuentes
http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1851-82652011000300004
http://www.pmfarma.com.mx/articulos/459-buenas-practicas-para-el-desarrollo-de-aplicaciones-moviles-en-salud.html
http://www.gsma.com/latinamerica/es/
http://www.msm.gov.ar/gestion-publica/nuevo-sistema-de-turnos-de-salud/
https://www.yeeply.com/blog/desarrollo-de-aplicaciones-de-salud/
http://www.wakeapphealth.com/
http://internacional.elpais.com/internacional/2015/05/11/actualidad/1431367117_772601.html
http://laesalud.com/2016/mhealth/6-puntos-tomar-cuenta-desarrollo-las-app-salud/
http://www.theappdate.es/apps/categoria/android/salud-y-bienestar/
https://ginger.io/
http://www.ottaaproject.com/espa%C3%B1ol/
http://bukeala.com/2016/08/18/argentina-tecnologias-aplicadas-a-la-salud-una-deuda-pendiente/