Resulta que por estas tierras de vino y choripán también existen sujetos preocupados por desarrollar software (juegos más precisamente) que, al mejor estilo de todo lo que sucede en aquello que conocemos como UNDERGROUND, levantan la cabeza frente a la adversidad y logran la difícil tarea de construir un mundo entero desde un espacio físico ínfimo.

Acostumbrados a recaer una y otra vez en los productos culturales que nos ofrecen desde el norte, pocas veces logramos visualizar el trabajo que se realiza en el país. El caso de los videojuegos no es más que una fiel representación de este triste principio. Sin embargo desde hace un tiempo el concepto de INDIE cobró gran fuerza en el mundo gamer, permitiendo que, como lo retratan los entrevistados que conoceremos a continuación, sea el ingenio y la imaginación quienes conquisten alguna porción del mundo reservada para una industria en exponencial crecimiento.

Nos acercamos a MEET THE DEVS, un espacio realizado por y para programadores de videogames (y aficionados, ¿por qué no?) donde algunos de los expositores nos contaron sus experiencias dentro del contexto argento en lo que a desarrollar respecta.



En primer lugar conversamos con ALEJANDRO SCRIVANO, organizador de la jornada y obviamente desarrollar de videojuegos. Nos contó un poco acerca de MEET THE DEVS, la industria en el país y el futuro inmediato.





PABLO QUARTA nos propone pensar una conexión interesante entre LITERATURA y VIDEOJUEGOS, habilitando además algunos conceptos que indican un acercamiento más democrático al mundo del desarrollo.





NICOLÁS LINCE nos muestra a continuación algunas líneas para iniciarse en el mundo del desarrollo de juegos, además de presentarnos algunos proyectos en plena acción dentro del país.





SANTIAGO FRANZ introduce el problema del financiamiento para estas actividades, las conexiones necesarias con organismos gubernamentales y las posibilidades o no de poder convertir esta actividad en un trabajo de dedicación full time.





GUILLERMO AVERBUJ nos permite visualizar cómo es la experiencia de trabajar en contacto con México y Alemania, con sus determinados procesos y el choque de culturas.